La realidad de financiar una compra estando en ASNEF: consejos y opciones

Estar en ASNEF puede dificultar la posibilidad de obtener financiamiento para realizar una compra importante, como un coche, una casa o una reforma. Sin embargo, no es imposible conseguir un préstamo estando en esta situación. En este artículo, te contaremos la realidad de financiar una compra estando en ASNEF, así como algunos consejos y opciones para lograrlo.

ASNEF es la Asociación Nacional de Entidades Financieras, que se dedica a recopilar información sobre impagos y deudas de los ciudadanos. Estar en ASNEF puede deberse a diversas razones, como no pagar una factura de teléfono, una cuota de una tarjeta de crédito o un préstamo personal. Esto puede afectar tu historial crediticio y dificultar la obtención de financiamiento en el futuro.

La realidad es que estar en ASNEF reduce tus opciones de financiamiento, ya que las entidades financieras tienen menos confianza en tu capacidad de pago. Sin embargo, existen algunas opciones que puedes considerar para obtener un préstamo estando en ASNEF.

1. Solicitar un préstamo con garantía hipotecaria: Si tienes una propiedad inmobiliaria, como una casa o un piso, puedes solicitar un préstamo con garantía hipotecaria. En este caso, la entidad financiera tiene un respaldo en caso de impago, lo que reduce el riesgo de otorgar el préstamo.

2. Pedir un aval: Si no tienes una propiedad para ofrecer como garantía, puedes pedir a alguien de confianza que te sirva como aval para el préstamo. El aval asume la responsabilidad de pagar la deuda en caso de que no puedas hacerlo, lo que da más seguridad a la entidad financiera.

3. Acudir a prestamistas privados: Existen empresas y prestamistas privados que ofrecen préstamos a personas en ASNEF. Sin embargo, estos préstamos suelen tener condiciones más estrictas y tasas de interés más altas, por lo que es importante comparar diferentes opciones antes de tomar una decisión.

4. Mejorar tu historial crediticio: Si estás en ASNEF por una deuda puntual que ya has pagado, puedes solicitar a la entidad que te ha incluido en la lista que elimine tu nombre una vez liquidada la deuda. También puedes trabajar en mejorar tu historial crediticio pagando puntualmente tus deudas y evitando nuevos impagos.

En resumen, la realidad de financiar una compra estando en ASNEF es complicada, pero no imposible. Con las opciones adecuadas y un buen plan de acción, puedes lograr obtener un préstamo incluso estando en esta situación. Es importante evaluar cuidadosamente tus opciones y buscar asesoramiento financiero si es necesario para tomar la mejor decisión. ¡Suerte!

[hfe_template id=’195′]

[hfe_template id=’133′]